Tabaco en EE.UU.

Las normas sobre el cigarrillo son cada vez más duras en Estados Unidos. Prácticamente está prohibido fumar en todos los lugares públicos: transporte público, bancos, recepción de hoteles, estadios, restaurantes, bares, aseos públicos y en lugares con capacidad para más de 50 personas. En muchos hoteles disponen de habitaciones para no fumadores.

Ante la duda fume solamente en la calle o en la habitación del hotel.